Carros de Cámara

Alquiler Carros de Cámara (Carts)
Una parte importante de la realización de una sesión de fotos o una grabación sin duda es la organización y la contemplación de tener en cuenta todos los detalles que hagan más fácil el trabajo, tanto de actores, cámaras o del staff en general.

La mayoría de accesorios que existen dentro del mundo audiovisual están enfocados a los resultados, por ejemplo, la luz continua en tonos de fríos a cálidos, palios que nos ayuden a regular la luz de la forma que necesitamos… así un sinfín de accesorios necesarios si queremos un resultado profesional.

Pero en cambio, en Llumm Studios como profesionales del sector, tenemos en cuenta que no solo estos accesorios son necesarios, sino que también necesitamos accesorios que nos faciliten el trabajo, y aunque también contribuyen al resultado final, su contribución no es tan visible.

Un ejemplo de los accesorios de los que hablamos, son los carros de cámara o carts que se utilizan sobre todo en grabaciones. En nuestra página web puedes encontrar varios modelos de carros de cámara y diversos accesorios que los acompañan.

Si aún no has utilizado uno de estos déjanos contarte porque muchos de nuestros clientes vienen a Llumm Studios buscando uno:

Organización. Nos permiten tener todo el material que vamos a necesitar durante la grabación organizada y a mano.
Versatilidad. Con un carro de cámara vamos a tener una superficie móvil para ser utilizada para todo lo que necesitemos.
Comodidad. Son una forma fácil de transportar los equipos más pesados de forma cómoda.

Como te decíamos al inicio, en Llumm Studios tienes a tu disposición varios modelos para que puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades. Pero, ¿sabes cuál es la mejor opción para ti?

El primer paso es saber el material que dispones y cómo te gusta tenerlo ordenado para trabajar. Dependiendo del material, escogerás el tamaño del carro.

Ten en cuenta que dispones de accesorios para el carro de cámara que te facilitarán enganches extra o incluso soporte para tu pantalla u ordenador, por lo que en ocasiones es mejor recurrir a los accesorios antes que elegir un carro más grande. Pero, como siempre, todo dependerá de tus necesidades.